M E N T I R A

Mentira. Engaño. Falacia. ¿Por qué mentir? ¿Por qué mentimos? ¿Por qué mentirnos? ¿Qué es la mentira, el engaño, la falacia? ¿Eres mentiroso? No lo soy. Mientes. La mentira es inherente al ser humano. La frase no es mía. Sería una mentirosa si me la atribuyo. Pero eso hacen todos los escritores. Hasta los que escriben verdades. Con sus historias, relatos, intrigas, nos engañan. Lo mismo, los guionistas. En las películas disfrutamos con la mentira. Mentira es un guion en el que los personajes son reales y se esconden detrás de un nombre que los mantiene en el anonimato. Mentira son las historias con final feliz imposible. Mentira son también los…

Segir Leyendo…

Compartir...

¡1 DE SEPTIEMBRE, …Y ENCIMA LUNES!

  ¡1 de Septiembre y encima lunes! ¿Puede haber algo peor? Tienes toda una larrrrga semana por delante. El viernes se te antoja demasiado lejano, casi tanto como el fin de la jornada de hoy. Volver al trabajo siempre cuesta. Parece que nuestras piernas no nos acompañasen en el esfuerzo de volver y pesan como losas. Subir las escaleras es toda una prueba de resistencia física mucho más dura que subir la cuesta tras un día de playa con sombrilla, sillas, nevera y flotadores varios. Nuestras manos tampoco están por la labor, escribir es tarea complicada. Las letras del teclado parece que están de fiesta y no paran de moverse,…

Segir Leyendo…

Compartir...

FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO 2014

Despertó. Era una mañana fría. Abrió los ojos y dudó si quedarse un rato más o levantarse… ¡Hace tanto frío ahí fuera! Sin pensarlo se puso en pie. Recordó que hoy era un día importante y una leve sonrisa se dibujó en su cara. ¡Por fin! Se preparó y salió por la puerta con el firme propósito de conseguir su objetivo. ¡Hoy va a ser un gran día! Caminaba entre la gente. Observaba sus caras. No decían nada. ¿Cómo podía ser? ¿No sabían que día era hoy? No importaba. Siguió caminando. El olor a café y pan recién hecho detuvo su camino. Umm, ¡pero si me olvidé de desayunar! Sin…

Segir Leyendo…

Compartir...

CUANDO FORMAR ES MUCHO MÁS QUE DAR UN CURSO

En ocasiones nos planteamos para qué sirve asistir a un curso. Normalmente diríamos que para aprender, mejorar nuestras habilidades, poner en práctica lo que aprendemos, trasladar lo aprendido al “mundo real”. A veces, asistir a un curso es mucho más que eso. Es tener la oportunidad de contagiarse del espíritu de superación, tener la oportunidad de ver en los ojos de otros la ilusión con la que se enfrentan a los retos, la esperanza que trasladan de conseguir aquello para lo que se están preparando y la confianza de que tendrán éxito. A veces los cursos no sirven para enseñar, sirven para aprender. Aprender que algunas personas son capaces de mantener…

Segir Leyendo…

Compartir...