Año nuevo: Expectativas, metas y objetivos

Una vez más  llegamos al final de otro año. Y como todos lo años hacemos recuento de lo vivido, de los objetivos alcanzados y desechados, comparamos la realidad  con las expectativas que teníamos al iniciar éste  ciclo y puede que nos sorprenda o que nos deprima. Luego hacemos los propósitos para el año nuevo, las cosas que esta vez no vamos a dejar de hacer » por nada del mundo»  los objetivos profesionales y personales que como la espuma del champán suben y se multiplican. Es un ritual inevitable y necesario que tiene que  ver con nuestra  pulsión  vital, nuestra  necesidad de encontrar motivos para relatar nuestra existencia. Sin embargo,…

Segir Leyendo…

Compartir...

Y ¿DÓNDE ESTÁ CHENCHO?

Hemos perdido la Navidad. Hemos perdido el rumbo navideño. Perdemos un camino de sueños, magia, alegría, unión, buenos deseos, solidaridad, regalos, ilusión. Sí. Me cuesta escribir tantos conceptos positivos sin incluir algo pesimista, negativo, reacio, triste o de mal agüero. Vaya. Parece que me siento mejor con esta última línea. Pues, no. Hoy no toca. ¿Qué no te gusta la Navidad? Allá tú. Estamos demasiado acostumbrados a que la Navidad despierte añoranzas, a que nos saturen con buenos deseos. Somos reacios a tener sueños, a buscar la magia escondida, a ser solidarios obligados o a que la alegría sea efímera como algunas amistades. Añoramos familiares presentes y ausentes. Vaya con…

Segir Leyendo…

Compartir...