MOTIVACIÓN: LA CLAVE DE LA FORMACIÓN

Entras en la sala donde se va a impartir el curso. El formador te saluda con una gran sonrisa y te invita a tomar asiento. Esperas sentado a que llegue el resto de la gente. Muchas sillas vacías aún. Te parece raro, sólo quedan cinco minutos para la hora señalada. ¿Qué no tienen ganas por empezar ya? El formador hace diferentes montoncitos de papeles, coloca su botella de agua, y sigue saludando amablemente al resto de alumnos que van llegando. Te revuelves en tu silla. En el mail que te mandaron indicaban que sería un curso muy diferente, que fueses con ropa cómoda, y con la mente preparada como un…

Segir Leyendo…

SIN EMOCIÓN NO HAY APRENDIZAJE

Alegrarse, sorprenderse, entristecerse, avergonzarse, frustrarse, entusiasmarse… son algunas de las emociones que deberían generarse en todos los cursos. ¿Cuándo aprendemos “de verdad” algo? ¡Cuando lo sentimos!. Aprendemos lo que sentimos, lo que nos emociona, aquello que ha sido capaz de tocar/mover algo “ahí dentro”. Sabemos que emoción y cognición son procesos que van unidos, y que se interrelacionan entre sí para dar como resultado final la conducta. Entonces, ¿por qué acostumbramos a transmitir SÓLO conocimientos y nos olvidamos de la parte emocional implícita? Cualquier estímulo es procesado por nuestro cerebro emocional (sistema límbico) antes de ser procesado por nuestra corteza cerebral, por lo que nuestros pensamientos o ideas están “contaminados”…

Segir Leyendo…

EL ESTRESANTE TRABAJO DE BUSCAR TRABAJO

Buscar empleo genera estrés, tanto o más que, en muchas ocasiones un trabajo, pero en este post no deseo abundar sobre sus síntomas ni sobre sus consecuencias, deseo reflexionar, más bien,  sobre el estrés añadido que provoca el proceso de preparación al que ha de someterse un desempleado  para iniciarse en el tortuoso camino de la búsqueda de empleo. En efecto, a tenor de lo que estamos observando, para buscar empleo hay que estar formado y preparado, esto es, debemos adquirir una serie de conocimientos, habilidades y  desarrollar unas competencias sin las cuales, no se logrará tan ansiado objetivo. Actualmente la persona desempleada no sólo ha de preocuparse de de buscar…

Segir Leyendo…

CUANDO FORMAR ES MUCHO MÁS QUE DAR UN CURSO

En ocasiones nos planteamos para qué sirve asistir a un curso. Normalmente diríamos que para aprender, mejorar nuestras habilidades, poner en práctica lo que aprendemos, trasladar lo aprendido al “mundo real”. A veces, asistir a un curso es mucho más que eso. Es tener la oportunidad de contagiarse del espíritu de superación, tener la oportunidad de ver en los ojos de otros la ilusión con la que se enfrentan a los retos, la esperanza que trasladan de conseguir aquello para lo que se están preparando y la confianza de que tendrán éxito. A veces los cursos no sirven para enseñar, sirven para aprender. Aprender que algunas personas son capaces de mantener…

Segir Leyendo…

  • seleccionar un tema específico