“¡Vamos a ver cuánto aguantamos con la cabeza debajo del agua!”

¡Mamá, cronométranos!

💧 Y, una vez más, las dos peques, con toda la competitividad que pudieron acumular desde que compartían espacio en mi barriga, cogieron aire con fuerza y metieron la cabeza bajo el agua mientras se agarraban al borde de la piscina.

1,

2,

3,

4,

5, …..

⏱️ ¡33 segundos! ¡Qué bien lo habéis hecho!

👏🏻 Lo que ellas no saben es que ya las había cronometrado y no habían pasado de 25 segundos. Mis palabras no eran un cumplido. Efectivamente, lo habían hecho mucho mejor.

Sin darme cuenta, he replicado el experimento de la fábrica Hawthorne Works: han mejorado por el mero hecho de saber que lo estaba midiendo.

“Lo que no se mide, no se puede mejorar”

Por tanto, para conseguir nuestros objetivos o mejorar aquello que queramos, es interesante pensar cómo lo vamos a medir, cómo lo vamos a gestionar.

🔍 Visibilidad: la medición nos proporciona información sobre cuál es nuestro punto de partida y cómo de lejos estamos del objetivo a conseguir.

📊 Datos como guía: nos sirve de guía para evaluar nuestro progreso. Realizando evaluaciones parciales, podemos reconocer el progreso.

⚙️ Realizar ajustes: La medición nos permite identificar tendencia, patrones y áreas de mejora para poder ajustar nuestra estrategia y seguir caminando en la dirección adecuada hacia nuestra meta.

💍 Motivación y compromiso: Cada avance nos impulsa a seguir y nos recuerda que estamos en el camino correcto.

🏆 Recompensa: Nos permite identificar cuándo hemos conseguido los objetivos intermedios y nuestras metas y premiarnos por ello.

Medir el primer paso para lograrlo. ¿Cuál es el área en la que estás trabajando actualmente para mejorar?

Compártelo!

Acerca de Vanessa Mazuecos Fernández

Coach experta en Liderazgo, Transformación Digital y Gestión del Cambio, formadora y mentora con más de 20 años de experiencia en el área de ventas B2B, análisis financiero y gestión de equipos. Lidenciada en ADE; Executive Master en Digital Business; Master en Coaching; Experta en Inteligencia Emocional; Practitioner en PNL.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *