LA MAGIA DE HACER QUE OTROS HAGAN…

Uno de los grandes misterios de la formación es “hacer que hagan”. Pero no durante el curso, eso es relativamente fácil, sino tras la finalización del mismo. Que los comportamientos que hemos conseguido “sacar” a nuestros alumnos se mantengan en el tiempo es la clave. ¿Y cómo se hace eso?. Ojalá pudiéramos sacar de la chistera un montón de recursos infalibles. El éxito sabemos que no está en uno sólo, son muchas las variables que hacen que aquello que hemos practicado durante unos días en una sala, lo llevemos después a nuestro entorno del día a día. No hay pócimas mágicas, ni decálogos, ni comportamientos clave que hagan que lo…

Segir Leyendo…

ADIÓS FORMADOR, ¡BIENVENIDO ENTRENADOR!

Empezó impartiendo, siguió formado y terminó entrenando. Al principio le escuchaban, luego participaban y terminaron aprendiendo. Al igual que todo aquello que no se siente no se aprende, todo aquello que no se repite no se aprende. Entrenar, entrenar y entrenar. Tal vez lo que define a los buenos formadores, es que NO son formadores, SON ENTRENADORES. Los buenos formadores no imparten contenidos o  preparan ejercicios, dinámicas, roleplays… los buenos formadores, diseñan PROGRAMAS DE ENTRENAMIENTO. Programas preparados meticulosamente para que sirvan para lo que son creados. ENTRENAR EN COMPETENCIAS. Un buen formador debe ser capaz de entrenar a sus alumnos, de hacer que hagan, que repitan aquello que están aprendiendo,…

Segir Leyendo…

TEATRO, LA FORMACIÓN ES PURO TEATRO

“Si no sabes, improvisa. Haz como si” Aprender a escuchar, a comunicarse, a trabajar en equipo, a adaptarse con agilidad al entorno, a ser empático, a tomar decisiones…todo en un mismo curso y todo bajo un entorno lúdico, experiencial, donde la gestión de emociones es clave y la risa está asegurada. ¡Todo esto y mucho más en nuestra próxima función! Sí, porque para aprender también se puede ir al teatro, o mejor dicho HACER TEATRO. Una de las técnicas teatrales más útiles para el aprendizaje son las Técnicas de Improvisación Teatral. Una metodología con la que podemos aprender a gestionar lo inesperado y poder hacerlo bajo unas condiciones establecidas (o…

Segir Leyendo…

COMPARTIENDO VALORES EN LOS EQUIPOS

Mucho se viene hablando últimamente de “valores” como los pilares de la vida de una persona así como de la importancia de la identificación y jerarquización de nuestros valores individuales. El quid de la cuestión está en cómo la congruencia de valores nos otorga a las personas coherencia entre aquello que hacemos y lo que es importante en nuestras vidas. Concéntrate ahora en esta situación. ¿Has pensado en los valores presentes en una organización?¿Cómo una empresa debe darles mantenimiento, promoverlos y divulgarlos? ¿De qué forma se llega a la identificación de los valores compartidos y al consenso de los mismos dentro de un equipo? Todo tiene un nuevo sentido. Estarás…

Segir Leyendo…

MOTIVACIÓN: LA CLAVE DE LA FORMACIÓN

Entras en la sala donde se va a impartir el curso. El formador te saluda con una gran sonrisa y te invita a tomar asiento. Esperas sentado a que llegue el resto de la gente. Muchas sillas vacías aún. Te parece raro, sólo quedan cinco minutos para la hora señalada. ¿Qué no tienen ganas por empezar ya? El formador hace diferentes montoncitos de papeles, coloca su botella de agua, y sigue saludando amablemente al resto de alumnos que van llegando. Te revuelves en tu silla. En el mail que te mandaron indicaban que sería un curso muy diferente, que fueses con ropa cómoda, y con la mente preparada como un…

Segir Leyendo…

SIN EMOCIÓN NO HAY APRENDIZAJE

Alegrarse, sorprenderse, entristecerse, avergonzarse, frustrarse, entusiasmarse… son algunas de las emociones que deberían generarse en todos los cursos. ¿Cuándo aprendemos “de verdad” algo? ¡Cuando lo sentimos!. Aprendemos lo que sentimos, lo que nos emociona, aquello que ha sido capaz de tocar/mover algo “ahí dentro”. Sabemos que emoción y cognición son procesos que van unidos, y que se interrelacionan entre sí para dar como resultado final la conducta. Entonces, ¿por qué acostumbramos a transmitir SÓLO conocimientos y nos olvidamos de la parte emocional implícita? Cualquier estímulo es procesado por nuestro cerebro emocional (sistema límbico) antes de ser procesado por nuestra corteza cerebral, por lo que nuestros pensamientos o ideas están “contaminados”…

Segir Leyendo…

  • seleccionar un tema específico