LA MAGIA DE HACER QUE OTROS HAGAN…

Uno de los grandes misterios de la formación es «hacer que hagan». Pero no durante el curso, eso es relativamente fácil, sino tras la finalización del mismo. Que los comportamientos que hemos conseguido «sacar» a nuestros alumnos se mantengan en el tiempo es la clave. ¿Y cómo se hace eso?. Ojalá pudiéramos sacar de la chistera un montón de recursos infalibles. El éxito sabemos que no está en uno sólo, son muchas las variables que hacen que aquello que hemos practicado durante unos días en una sala, lo llevemos después a nuestro entorno del día a día. No hay pócimas mágicas, ni decálogos, ni comportamientos clave que hagan que lo…

Segir Leyendo…

Compartir...