¿Y Si Creamos Empresas Con Alma?

A día de hoy tenemos grandes empresas que hacen grandes cosas y con grandes triunfos. Estamos en la era digital donde el conocimiento vuela por internet y donde tenemos acceso a tanta información como nunca habríamos podido ni imaginar. El mundo vuela, los cambios son constantes, rápidos y llegan sin avisar. Cada día aparecen nuevas Start Ups con un sinfín de soluciones digitales de toda clase.

Pero, ¿Qué hay detrás de toda esta innovación tecnológica y de estos avances tan rápidos?

Personas.

Ahora más que nunca debemos tomar conciencia de la grandeza de las personas y de cómo ellas son el motor real de las organizaciones. Ellas marcarán la diferencia en nuestra pequeña empresa o en nuestra enorme multinacional.

Es verdad que todavía, hay muchas empresas ancladas en un pasado donde las personas se siguen viendo solo como una fuerza productiva, como algo más que un robot. Es necesario que estas empresas avancen ya que poco tiempo más les servirá esta mentalidad si quieren que su organización siga siendo competitiva.

Las personas deben ser nuestra prioridad y situarse en el centro de nuestras políticas organizacionales si de verdad queremos alcanzar grandes retos.

Pero avancemos un poco más y veamos cómo podemos aterrizar esta teoría:

  1. Empresa competitiva. Necesitamos que nuestra organización sea competitiva en un mercado cada vez más incierto y donde los cambios suceden con gran rapidez. Necesitamos estructuras flexibles, líquidas, que sean capaces de adaptarse a las necesidades de nuestros clientes y adelantarse a sus preocupaciones.
  2. Employee Centricity. Y para ser competitivos en nuestro mercado actual necesitamos políticas centradas en las personas, centradas en desarrollar el talento individual, y crear equipos humanos que funcionen. Solo así podremos crear equipos de trabajo capaces de dar esas respuestas que nuestro cliente y nuestro mercado demandan.
  3. Clima laboral. Para ello debemos trabajar en nuestro Clima Laboral ya que necesitamos crear el entorno idóneo para que las personas puedan desarrollar sus talentos y ponerlos a disposición de su equipo y de la empresa.
  4. Tres pilares. Y este Clima laboral que predispone a las personas a su desarrollo está basado en tres pilares:
    • La confianza
    • El bienestar
    • La felicidad

Cuando las personas confían en la organización y la organización confía en sus personas ésta tiene la base perfecta para construir grandes cosas de forma sostenible en el tiempo.

Necesitamos crear un bienestar organizacional que cubra las necesidades de la persona. Estaríamos hablando de las primeras etapas de la pirámide de Maslow al hablar de estabilidad laboral, salario digno, horario compatible con la vida familiar, seguridad en el puesto de trabajo, etc

Cuando hablamos de felicidad, que sería el tercer estamento, hablamos de aportar aquello que cada uno sabe hacer de manera innata, fácil, y fluida: su talento. Cuando las personas aportamos nuestro talento a un fin en el que creemos algo pasa dentro de nosotros, unas mariposas que te hacen sentir vivo, y eso, amigo/a mío/a, es encontrar un sentido a lo que hacemos y a un nivel más profundo, a nuestra vida.

Compártelo!

Acerca de Mónica Fernandez

Mónica Fernández compagina su trabajo como directora de Recursos Humanos en un Centro Especial de Empleo, donde dan trabajo a personas con discapacidad intelectual, con su proyecto personal de desarrollo del talento en las organizaciones. Con más de 20 años de experiencia en el mundo de los recursos humanos y una amplia formación universitaria Mónica es una apasionada de las personas y de lo que somos capaces de hacer. Su misión, ayudar a los directore/as de recursos humanos a que sus personas sientan pasión por lo que hacen y a que sus equipos de trabajo estén realmente comprometidos con los objetivos de la empresa, a través de un proceso innovador donde las personas se sitúan en el centro de todas las miradas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.