TE SALE, PERO NO COMO TU ESPERABAS!

 

hombre mailLo intentas y no te sale.

Te sale, pero no como tú esperabas.

No importa. Lo vuelves a intentar.

Te dan una nueva oportunidad.  Cada fracaso es eso, una nueva oportunidad para hacerlo bien. Tal vez, tan sólo para hacerlo un poco mejor.

No se trata de pasar del fracaso al éxito rotundo, se trata avanzar, de dar un paso más.

De dar un salto cuantitativo, y tras unos cuantos pasos más, dar el salto cualitativo.

Pones todas tus ganas, toda tu atención. Piensas que esta vez sí lo conseguirás.

Te vuelve a salir, pero nuevamente no como tú esperabas.

Te detienes por un momento. Analizas.

¿Qué esperaba?

Perfecto, lo tienes claro.

Vuelta a empezar. Vuelta a intentar.

Te dices, la próxima oportunidad que me regalen, ¡lo conseguiré!

Estás concentrado, atento a las indicaciones, lo lees, lo relees, te preparas.

Crees que controlas todos los elementos para conseguir que esta vez si te salga bien.

Te vuelve a salir, pero no como tú esperabas.

Nuevamente la decepción llama a tu puerta en forma de mail. Es tan sólo un mail, pero para ti es mucho más.

Es ese mail que nuevamente te dice que no lo has hecho como tú esperabas.

Te preparaste, pusiste nuevamente toda tu atención. Pensaste que esta vez estaría mejor.

Tal vez, fuese así. Eso leíste en el mail, “mucho mejor”, pero tú sientes nuevamente la decepción, porque no es lo que tú querías, no es lo que tú esperabas.

Por un momento, sólo por un momento, piensas que no eres capaz.

Tonterías, ¡claro que lo soy!

Yo creía que sabía, que era bueno en esto, ¡pero si lo he hecho un montón de veces!

Pero ahora después de ese montón de veces, ves que no te sale. Que no te sale cómo tu esperabas. Tal vez cómo los otros esperan.

Te llega una nueva oportunidad por la misma vía por la que te llega el fracaso. Recibes un nuevo mail, una nueva oportunidad.

Curioso que el fracaso y las oportunidades  utilicen el mismo medio para llegar a ti y causen efectos tan contrarios.

¿Contrarios?

No hay éxito sin fracaso. ¡Sin muchos fracasos!

Tal vez, acostumbrado a los éxitos de tu zona de confort, hayas olvidado los fracasos que te hicieron llegar a ese estado de seguridad.

Tal vez por un momento, hayas olvidado por qué te está pasando esto. ¡Tomaste la decisión de salir de tu zona de confort!

Tal vez demasiado tiempo en ella te ha oxidado. Por eso tantas veces no es lo que tú esperabas.

¡Claro que lo antes lo hacías casi siempre como tu esperabas!, pero no es que ahora no seas capaz, es que tienes que volver a aprender a hacerlo.

Si, son las mismas funciones, pero no la misma forma de llevarlas a cabo.

Ahora es un poco más difícil, pero ahora es mucho más enriquecedor.

A todos los que os habéis atrevido a salir de vuestra zona de confort.

A todos los que aprovecháis cada oportunidad en forma de mail.

A todos los que estáis sintiendo que el fracaso llama a vuestra puerta en forma de mail, ¡Enhorabuena! y recordad que el fracaso y el éxito llaman y llegan por la misma puerta virtual.

 

Rocío Lago

Rocío Lago

Consultora Asociada en g2Talentum RRHH, s.l.
Profesional Vocacional de RRHH, orientada al desarrollo de las personas.
Rocío Lago

Últimas Entradas de Rocío Lago (Ver Todas)

Sobre nosotros Rocío Lago

Profesional Vocacional de RRHH, orientada al desarrollo de las personas.

2 comentarios

  1. Muy interesante reflexión,Rocío. Comparto tu opinión. No obstante y como complemento, sugeriría que cada uno de los que leamos este artículo, nos preguntáramos dentro del contexto que defines, qué es fracaso y éxito? para cada uno de nosotros.
    Un abrazo

... Opina Sobre Este Artículo