MOTIVACIÓN: LA CLAVE DE LA FORMACIÓN

motivacion2Entras en la sala donde se va a impartir el curso. El formador te saluda con una gran sonrisa y te invita a tomar asiento.

Esperas sentado a que llegue el resto de la gente. Muchas sillas vacías aún. Te parece raro, sólo quedan cinco minutos para la hora señalada. ¿Qué no tienen ganas por empezar ya?

El formador hace diferentes montoncitos de papeles, coloca su botella de agua, y sigue saludando amablemente al resto de alumnos que van llegando.

Te revuelves en tu silla. En el mail que te mandaron indicaban que sería un curso muy diferente, que fueses con ropa cómoda, y con la mente preparada como un lienzo en blanco.

Sin saber muy bien por qué, te vienen a la cabeza las frases que tantas veces has escuchado a tú madre:

– Ya te podrías saber igual de bien los ríos que el listado de los jugadores de futbol.

– Para estudiar todo eso de los ordenadores sí que tienes tiempo ¿no?

– Lo que te gusta, bien rápido que lo aprendes.

Ahora unos cuantos años después te das cuenta que todas estas frases tenían algo en común: interés, motivación, gustos y preferencias.

Recuerdas como has ido estudiando y aprendiendo sin que te costase ningún esfuerzo todo aquello que te ha ido resultando interesante, aquello que te ha motivado.

Lo fácil que te resultó estudiar programación, y lo difícil que te resulta algo tan sencillo como aprenderte las extensiones de teléfono de los compañeros a los que llamamos con cierta frecuencia.

Y ahora, sentado esperando a que empiece el curso, con la motivación y el interés a tope, piensas como tu motivación ha influido en el modo de afrontar las diferentes actividades (ponerme a cacharrear con el ordenador sin que nadie me diga que lo tengo que hacer) y en la percepción del esfuerzo que ibas a hacer (aprenderme el listado de ríos me va a costar mucho tiempo).

Piensas que, sin duda, tú interés ha sido un factor activador del aprendizaje, pero no el único.

Atención, memoria, motivación o transferencia, también han sido imprescindibles para que el aprendizaje no haya sido exclusivamente memorístico y haya implicado un proceso de asimilación y acción. Por eso ahora estás aquí sentado, en los instantes previos a comenzar el curso.

Sabes que tú motivación e interés por este curso tiene tanto motivaciones intrínsecas como extrínsecas, y que la recompensa la verás a largo plazo, pero no importa, sabes que merece la pena.

¡Buenos días a todos!

 

La voz del profesor te saca de tus pensamientos. ¡Ojalá se cumplan mis expectativas!

Rocío Lago

Rocío Lago

Consultora Asociada en g2Talentum RRHH, s.l.
Profesional Vocacional de RRHH, orientada al desarrollo de las personas.
Rocío Lago

Últimas Entradas de Rocío Lago (Ver Todas)

Sobre nosotros Rocío Lago

Profesional Vocacional de RRHH, orientada al desarrollo de las personas.

Un comentario

  1. Absolutamente, a mi me gusta aprender de todo, porque tengo mucha curiosidad, pero una vez que se como funciona, me desmotivo y tengo que pasar a otra cosa sin haber profundizado suficientemente en la anterior.

... Opina Sobre Este Artículo