LA MAGIA DE HACER QUE OTROS HAGAN…

Mago1Uno de los grandes misterios de la formación es “hacer que hagan”. Pero no durante el curso, eso es relativamente fácil, sino tras la finalización del mismo.

Que los comportamientos que hemos conseguido “sacar” a nuestros alumnos se mantengan en el tiempo es la clave. ¿Y cómo se hace eso?.

Ojalá pudiéramos sacar de la chistera un montón de recursos infalibles. El éxito sabemos que no está en uno sólo, son muchas las variables que hacen que aquello que hemos practicado durante unos días en una sala, lo llevemos después a nuestro entorno del día a día.

No hay pócimas mágicas, ni decálogos, ni comportamientos clave que hagan que lo vivido en una formación se convierta en una nueva conducta que mantengamos para siempre, así sin más.

Tal vez si podamos hablar de una serie de recursos que pueden ayudar a conseguirlo. Estos son sólo algunos, lo más sencillos por los que empezar.

No lo haré después si no lo he hecho antes.

Para poder repetirlo fuera del curso, tengo que haberlo hecho en el curso muchas veces. Tantas que casi haya automatizado esa conducta.

De esa forma, cuando tenga que repetirlo sin la ayuda del formador podré hacerlo.

Seguiré haciendo lo que me aporte un beneficio.

Seguiré haciéndolo si he visto durante el curso que sirve para algo, que hacerlo me proporciona un beneficio. Me siento mejor, lo hago más rápido, consigo mejores resultados… Sólo así tendré una probabilidad mayor de mantener la nueva conducta.

Haré lo que elimine algo que no me gusta.

Magia3Si al hacer algo nuevo, elimino algo que no me gusta, es muy probable que siga haciéndolo. Tan útil es hacer algo para conseguir un beneficio, como hacer algo para eliminar lo que no nos gusta.

El beneficio debe ser proporcional al esfuerzo realizado.

Es bueno, se hacerlo, pero no quiero. No quiero emplear tanto tiempo, tanto esfuerzo, tanto desgaste para este mínima recompensa. Si la inversión que tengo que realizar no considero que es proporcional al resultado que voy a conseguir, es probable que no continúe con ello.

Los resultados tangibles a corto plazo, las metas a largo plazo.

Pocos son los capaces de seguir insistiendo sin ir viendo resultados, más si estos no son proporcionales al esfuerzo realizado. Introducir pequeñas metas antes de llegar a la meta final pueden ayudarnos en nuestro camino.

Si tengo apoyo a mi alrededor, será más fácil continuar.

Cuando nos comprometemos con alguien es más difícil romper el compromiso. Si quiero que otros hagan, ¿por qué pensar sólo en el otro?. Aprovechemos que son muchos los que buscan el cambio y busquemos lazos de unión y compromisos entre ellos.

A los objetivos individuales incorporemos objetivos grupales. Aprovechemos el buen clima grupal que se suele conseguir en la formación para mantenerlo más allá del curso y utilizarlo para conseguir nuestros objetivos.

No es sólo mi proyecto, es un proyecto del departamento, de toda la empresa…

Asistimos a un curso con el apoyo incondicional de nuestro responsable y de la empresa. Estamos formándonos porque se trata de un proyecto que engloba a toda la compañía. Queremos que se implante en cada departamento, pero luego más allá del curso, ¿continuamos con el proyecto? ¿hacemos seguimiento? ¿realizamos sesiones de “recuerdo”?

No servirá de mucho asistir a un gran curso, tener el apoyo de todos mis compañeros que han hecho el curso si luego no tengo el apoyo de los que “prepararon” la formación.

Conseguiremos más fácilmente el cambio si hay una continuidad entre los visto en la formación, y la implicación de sus responsables.

No servirá de nada formar a los equipos si los responsables no participan de alguna manera en esa formación, y colaboran en el seguimiento de los objetivos propuestos.

Si yo quiero continuar, pero mi responsable, no supervisa y acompaña en esos objetivos, es probable que el cambio no sea duradero.

Sólo lo haré si realmente quiero hacerlo.

Dará igual lo difícil que sea, el tiempo que tenga que invertir para conseguirlo, si quiero hacerlo lo haré. Es probable que no me salga tal y como lo había imaginado, o no en el tiempo que me había propuesto. Pero lo haré.

Recordaré que lo perfecto es enemigo de lo bueno y continuaré adelante.

Estos son sólo algunos, ¿qué más propones tú?

Rocío Lago

Rocío Lago

Consultora Asociada en g2Talentum RRHH, s.l.
Profesional Vocacional de RRHH, orientada al desarrollo de las personas.
Rocío Lago

Últimas Entradas de Rocío Lago (Ver Todas)

Sobre nosotros Rocío Lago

Profesional Vocacional de RRHH, orientada al desarrollo de las personas.

... Opina Sobre Este Artículo