EL TEST DEL VERANO

RefrescoComienza el verano. Momento idóneo para disfrutar de largos días, haciendo eso que parece que sólo se puede hacer en verano.

Para muchos época de descanso, de desconexión, pero también de revisión y de nuevos buenos propósitos.

Momento en el que muchas veces se hace ese pequeño análisis de lo vivido hasta la fecha, de revisar los objetivos de principio de año conseguidos.

Te propongo hacer un pequeño test, sólo tienes que contestar, sinceramente, a estas tres preguntas:

  • En estos últimos seis meses, ¿a cuántos cursos has asistido?
  • Y de esos, ¿cuántos “recuerdas” realmente?
  • Por último, ¿cuáles sigues poniendo en práctica a día de hoy?

Hace poco hablábamos de “¿cuándo termina un curso?“, de la necesidad de entender la formación como un cambio de conducta, como una transformación en la que lo que se aprende, no se acaba cuando se dice adiós al formador, sino que continua con el trabajo diario del alumno.

Da igual si durante este tiempo has participado en más o menos formaciones, lo realmente importante es: ¿cuántas de ellas te han marcado como para que unos meses después sigas poniendo en práctica lo aprendido en ellas?

Y es que nuevamente, la clave no está en la cantidad, sino en la calidad. Da igual a cuantos cursos hayas asistido, lo importante es, en cuantos cursos has participado de verdad, haciendo de lo aprendido una nueva forma de trabajo.

Tal vez ahora te estés acorando de este maravilloso plan de acción, ese que hiciste el último día de curso, ese que seguiste durante unas semanas, pero que ahora mismo, no recuerdas dónde está.

Piensa, ¿cuándo hiciste el curso?, ¿cuántos meses han pasado? Tal vez, no llegue siquiera a un mes…

Seis meses puede ser mucho o poco tiempo. Todo depende. Pero si lo que pretendemos es que se produzcan realmente cambios conductuales, tal vez, seis meses sea una medida de tiempo razonable para ver si esos cambios realmente se han producido y lo que es más importante si se están manteniendo en el tiempo.

El verano suele ser época para pensar en nuevos retos y propósitos para la “vuelta al cole”. Te invito a que este verano, hagas la reflexión de dónde ha quedado tu participación en los cursos, si realmente han servido para algo, y el motivo o los motivos por los que tal vez en este momento estés pensando que fue una pérdida de tiempo, o tal vez, estés convencido que está siendo una inversión a largo plazo.

Sea como sea, ya seas el alumno, el formador, o el responsable de la planificación de la formación en tu empresa, te invito a que durante este verano pienses ¿cuántos cursos han merecido realmente la pena?

¡Feliz reflexión y feliz verano!Playa3

Rocío Lago

Rocío Lago

Consultora Asociada en g2Talentum RRHH, s.l.
Profesional Vocacional de RRHH, orientada al desarrollo de las personas.
Rocío Lago

Últimas Entradas de Rocío Lago (Ver Todas)

Sobre nosotros Rocío Lago

Profesional Vocacional de RRHH, orientada al desarrollo de las personas.

... Opina Sobre Este Artículo